HORIZONTE ONLINE – Esta vez el Banco Central no intervino y el dólar se disparó: cerró por encima de los $39